Suma y sigue

image

El viento existió esta pasada noche, pero ya se marchó. También vinieron otras cosas…intangibles algunas y reales otras e igualmente se fueron, pero espero y deseo que vuelvan. Yo siempre espero.

Hace unos días escribí sobre palabras y he prometido a alguien seguir con ellas procurando ser menos abstracta y aún más clara, más directa. Y no hay como que alguien me lance un reto para yo convertirlo en un desafío. Es la “Seducción de las palabras” de la que escribe Alex Grijelmo.

¿Cómo han llegado a conquistarme? No lo sé, pero lo han hecho. Son, como escribe su autor, los embriones de las ideas, el germen del pensamiento, y yo añado que son una razón para vivir y un apéndice de los sentimientos. Sin ellas y sin ellos muchas cosas carecerían de sentido aunque no exista mucha lógica cuando de amor se trata.

La voz es el sonido, la imagen, los ojos del que está enfrente. La escritura la imaginación. Yo he abogado siempre por lo primero, pero no dejo de reconocer que me seduce lo segundo. Cada día más y depende de dónde y de quien proceda. Y en ello estoy. No deseo desinstalarme ni de su autor ni de su poética prosa. O tal vez ello haga que siga, cuando no hay otra cosa para mitigar una soledad que se alimenta solo de eso…de silencio, de imaginación, de palabras y de sueños sin sueño.

7 opiniones en “Suma y sigue”

  1. Si a todo ese abrazo de las palabras, se le añade una música apropiada como han hecho casi todos los poetas contemporáneos en sus obras, “para mitigar una soledad que se alimenta solo de eso…de silencio, de imaginación, de palabras y de sueños sin sueño”.

    “Quería yo hallar en la literatura el ‘equivalente correlativo’ para lo que experimentaba, por ejemplo, (…) al oír un aire de jazz”. Luis Cernuda
    Añado, un infinito aire de jazz…

    Una forma de escritura que el japonés Haruki Murakami ha sabido comprender; pues sus relatos no solo se hacen de referencias musicales sino que tienen un ritmo, un ‘beat’ especial.

    Una forma de escritura espontánea, es la improvisación del jazz: un fluir de ideas que se hacen párrafo, como en una ‘jam session’

    Espero una tercera parte…

    1. Sí, podría ser ese …”beat”, esa rebeldía, sin dejar de aceptar lo que te va sucediendo, tanto en la música como en lo que expresas mediante palabras. También de acuerdo en comparar las palabras con esa “jam sesión”. Sí, algo que no ensayo, que no medito, que improviso dependiendo del momento y a quien tenga “in mente”, pero siempre desde esa lugar recóndito llamado corazón, ya lo sabes.
      Espero aprender más, no soy poeta, sí contemporánea, pero algo nerviosa para aprenderlo todo de golpe y para ayer.
      Y sí, habrá una tercera parte. De momento sumo, quedan las otras tres reglas aritméticas.

  2. Describiré en mi espacio un mundo inquieto, ese del que vemos, oímos y sentimos, el que nos alimenta para sumar y seguir…
    Como era de esperar todo vuelve para darle una voz y hacerlo resonar entre la imaginación.
    La imaginación… una imagen que esta a punto de crearse escena tras escena, mientras ese proyector que genera fotograma a fotograma va dando forma a esos sueños, que sin soñarlos… algunos ya se están viviendo, es algo automático, algo que viene de nosotros de nuestra energía tan viva.
    Ahora el autor seremos nosotros y el desafío será seducir las palabras con esa música que un dia nos conquistó, para que sean ellas las que en su orden crean un sentido a nuestra vida y una lógica clara a nuestra realidad.

    1. Si algo vuelve es porque estuviera donde estuviese no tenía sentido, empeñándome yo en sumar sin sumandos y deseando ahora, con grandes dudas y muchísima desconfianza y vacilación, seguir con la siguiente regla aritmética, que es la que menos me gusta, la sustracción.
      Yo sigo, aún a mi pesar, flirteando con mi descanso y soñando sin sueño, pero en parte me alegro, ahora tengo sobrados motivos para la vigilia, todo es más real, más vivo, más auténtico, más cierto, más sincero, generosamente sincero y más verdad… Y la energía está ahí, creo palparla, casi tocarla… Se me escapa, pero cual boomerang sé que volverá, no deseo perderla.
      Seguiré seduciendo con las palabras y la música. Buena noche.

  3. Aún no me explico como se me pasó esta entrada, amiga Paz.
    “Son … los embriones de las ideas, el germen del pensamiento, y yo añado que son una razón para vivir y un apéndice de los sentimientos. Sin ellas y sin ellos muchas cosas carecerían de sentido aunque no exista mucha lógica cuando de amor se trata.”
    Cuan bello, amiga mía.
    Un entrada magnífica +++++++++++++++++++++++
    Feliz noche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.