Otra clase de felicidad

image

Dicen que existe amor cuando pierdes la capacidad de hablar, cuando no puedes respirar, cuando las palabras hechas pensamiento revolotean en tu cabeza y eres incapaz de plasmarlas. Algo de eso me debe estar pasando en los últimos día. Para ese amor no tengo hoy inspiración.

Sí tengo una cosa clara, prefiero dar a recibir. Es una forma de felicidad. Y lleno todos mis vacíos con eso porque el tiempo se va rápido, sacar los trozos que sean necesarios del fondo del corazón y amar, amar. Hay mucha desilusión desmedida, demasiadas tristezas infinitas y un sin fin de vacíos que pueden ser rellenados.

En un mientras tanto se pasa la vida, a veces gasto el corazón en enredos que de nada me sirven y que me cuesta entender creyéndome, equivocadamente, que soy feliz así, cuando en realidad estoy desperdiciando esa otra felicidad que viene de la mano de quien menos se piensa y siempre por los caminos donde raras veces vas a buscarla.

Ellos me dan todo el cariño que necesito y mucho más, se deshacen en abrazos cuando me ven, su sonrisa no tiene precio y su conformidad para soportar lo que la vida les ha deparado hacen que mi vida esté llena de esa otra felicidad que me secuestra. Y esa sí que me inspira.

Un roble y Neruda

image             “Para que tú me oigas
mis palabras
se adelgazan a veces
como las huellas de las gaviotas en las playas”
Pablo Neruda

Y yo sólo deseo casi aullar y que mis palabras no tropiecen con la dificultad de no saberlas ordenar, de no ser capaz de construir con ellas aquello que pienso y que deseo escribir.

Trato de condensar en este pequeño espacio toda la dimensión de mi agradecimiento a aquellos que construyendo estructuras duras, son capaces de diseñar, sin quererlo, las palabras suaves, bellas y delicadas adecuadas para levantar en optimismo, en entusiasmo, en esperanza, los ánimos más desesperanzados.

Llegar a una conclusión difícil de explicar y de entender y hacerlo de forma sutil en un espacio en donde todo queda al albur de la imaginación y a veces incluso del rechazo, por considerarlo osado, atrevido o tal vez descarado, es una tarea difícil.

Y el destino que es muy caprichoso me lo ha traído de la mano de alguien impensable y sorprendente…¿por qué? Porque se nos antojaría como el portador del desaliento, de la exasperación, de la flaqueza, pero que es todo lo contrario.

“Y las miro lejanas mis palabras.
Más que mías son tuyas.
Van trepando en mi viejo dolor como las yedras”

Pablo Neruda.

Ese camino, esos árboles

img_2932

Mi vista tropieza con casi todo. Quiero notar que mis ojos contienen plomo o algo parecido y ante la posibilidad de que los paisajes se me vuelvan invisibles, decido acelerar y que ninguno se me quede atrás.

Tengo la sensación extraña de que en mi recorrido han desaparecido árboles, de que muchos han podido ser talados o sustituidos por otros diferentes, pero el camino es el mismo, el que siempre ha estado ahí. Y no vale la pena que añore lo que dejé atrás. No vale la pena,  porque si bien hay muchos rincones que me gustaría volver a  visitar con el ánimo de recordar, el trayecto es solo de ida.

Y ha llegado alguien con un regalo bajo el brazo; unas gafas de realidad virtual. Insiste en que me las coloque, haciendo cierta la frase aquella de que se conoce mejor a quien se  desconoce. Deseo darles un uso adecuado y me informa que las lentes activas se sincronizan  con las imágenes superpuestas que tengo ahí delante, esas que llevo algún tiempo ignorando.

En las paredes oscuras de mis ojos voy percibiendo que la vida va apareciendo diferente. Y hasta  creo posible que con estas gafas vea más cielo, más estrellas e incluso lejanos paraísos, esos  que han estado presentes en muchos de mis sueños y que han distorsionado mi realidad.

Y sentir calor, y frío, y viento, y mojarme cuando llueva y no ir más lejos de lo que mi motor de de sí.

¡Premio!

image

De mi querido amigo Enrique www.enriquetarragofreixes.wordpress.com, me llega este premio que, sin sentir rubor ni vergüenza me ha llenado de orgullo y satisfacción, como dijo alguien. Visitar su blog cuanto antes porque una vez lo hagáis quedareis enganchados para siempre.

Responder a las preguntas y a la cortesía de este merecimiento me va a costar trabajo. Todo un reto para casi una novata como yo en estos lares.

Preguntas y respuestas:

__¿Conoce su patrimonio? Se ha reducido bastante en poco tiempo, quise diversificar la inversión y al final Alguien decidió que me quedase con el valor más seguro. Le doy gracias por ello. Y los intereses me traen sin cuidado.
__ Lo que siempre ha querido, ¿alguna vez lo consiguió? Con gran esfuerzo y constancia llegué adonde me propuse dado los tiempos que corrían, con muchas zancadillas en el  camino, pero siempre con unos límites claros; la avaricia siempre rompe el saco y la ambición mata a la persona.
__¿Miente? Las mentiras piadosas son solo pecados veniales.
__ ¿Cuál fue la última mentira que dijo? Una a mí misma…¿qué por qué yo? Cuando no soy ni la primera ni la última con reveses en la mochila.
__ ¿Ha sido detenido por un policía? Nunca jamás.
__ ¿Alguna vez ha bailado en la lluvia? Pues no y gustándome la música y el baile mucho me temo que esa emoción, como en las películas, será una asignatura pendiente. Pero para quitarme el gusanillo al primer “chaparrón” puedo salir fuera y ponerme empapada.
__ ¿Alguna vez ha estado en un accidente de coche? Sí, y no sé de donde saqué fuerzas para auxiliar al que me lo produjo. Yo no sufrí nada grave y él estaba en estado de schock y tenía las dos muñecas rotas. Ante momentos difíciles y graves, me crezco. No sé cómo, pero es así.
__ ¿El mejor cumplido que ha recibido? Que soy una buena persona.
__ ¿Cuál es su mayor fortaleza o debilidad? Crecerme ante la adversidad y jamás dar nada por perdido aunque flaquee muchas veces.
__ ¿Cuáles fueron sus primeros pensamientos cuando se despertó esta mañana? Dar gracias por estar viva y por cotizar al alza mi valor más rentable.

¿Nominaciones? Habría muchas. Aquellos que han estado conmigo desde el principio, casi año y medio ya y que me acompañan en muchos momentos que creo perdidos.

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com
https://salafrancablog.wordpress.com/
http://franciscojaviertostado.com/
https://marinside.wordpress.com/
https://eldiariodesensi.wordpress.com/
https://antoncaes.wordpress.com/
Bienvenida
https://escriboloquesientoypienso.wordpress.com
http://icasticoblog.com/
http://unrinconqueteabrige.wordpress.com
http://quienlodiria.tumblr.com

http://apuntesdesalitre.wordpress.com
http://espaciochus.wordpress.com
http://mensajessinremitente.wordpress.com
http://reflexionesalbordedeloscuarenta.wordpress.com

Puedo continuar…son muchos más.

Al otro lado del alambre

 

Cuando me quedo a solas, que son más veces de las que me gustaría, me da por soñar que practico el funambulismo, que es el arte, según dicen, de caminar a lo largo de una cuerda o un alambre tensado.

Te diviso desde lejos, pero hay un barranco muy grande entre nosotros. Podría atravesarlo practicando ese arte del equilibrismo, pero es algo arriesgado y soy consciente, aunque siempre me gustaron los retos, de que hay que tener una dosis mínima de seguridad para emprender una aventura así.

Esa alfombra verde de pinos, cipreses, olmos y araucarias podría cobijarme en el caso de despeñarme al intentar llegar hasta ti, pero soy sensata, o quizá cobarde, y ni tan siquiera lo intento.

Ya lo hago volando alto, al otro lado de los sueños en donde no hay peligro por mendigar nada. Navego allá lejos, donde la infinitud del mar y el cielo se confunden. Y refugio mis ensoñaciones en ese aire cargado de estrellas, allí en donde creo poder albergar un corazón como el tuyo, grande, generoso y luchador. Y esto pareciendo ser pura poesía no es nada más que imaginación. Allí, al otro lado del alambre, en donde termina la arboleda y las ilusiones. Allí.