Agosto…agostado

Querido amigo:

Nietzsche llegó a decir: ” Quien tiene un por qué vivir, siempre encontrará un cómo “
Aunque tú no lo sabes yo vivo para ti, el cómo es de momento mi problema y presumo que lo puede ser mucho tiempo más. Podrán cambiar tus circunstancias personales, espero que para bien y yo seguiré aquí, espero. Bueno no sé si por estos universos perdidos o por otros que me sigan llevando aunque sea en sueños a estar contigo.

Los “por qué” tienen que ver con el significado de nuestra vida. Ponemos todo el interés en los “cómo” dejando a un lado lo principal, el “por qué “. A esta pregunta ni yo misma la puedo contestar.
Nos conocemos hace ya mucho tiempo y las circunstancias de nuestras vidas han sido muy diferentes pero nos han hecho llegar hasta aquí.

La felicidad es algo volátil, va y viene. Mas regresa en forma de recuerdos que va hacia delante. Es también escurridiza, se nos escapa de las manos y parece que no se deja alcanzar. Como tú, no te escapas simplemente porque no vienes. No te asustes mi amor no pretendo atraparte.

Todo debe fluir de forma natural, como el río de la vida aunque la mía haya dejado bastantes cosas en el camino. Se que estás ahí, estos días bastante lejos en una ciudad hecha a tu medida en donde espero hayas encontrado la paz, la tranquilidad y el sosiego que necesitas. Se que no puedo verte nítidamente para poder sacudirte de abrazos y besos. Dicen que los hombres que son muy parcos en palabras con la mujer que aman (¿?) sólo saben decir “ te quiero” en sueños y lógicamente en poemas que muy pocas veces remiten.

Aunque mi amor por las letras y los libros es grande, mi imaginación no llega a la altura de los grandes poetas para poderte hacer llegar de una manera sublime todo lo que mi corazón siente y que tú quieres soslayar de todas las formas posibles, bien con ausencias o indiferencias.
Me sentiría incapaz de expresar este amor que siento si verdaderamente no lo estuviese viviendo en todo mi ser. Esas vivencias quedan relegadas de momento al lugar de la mente. No me veo capaz de expresarlas con palabras. Y siento una sensación de vacío difícil de explicar.
El corazón se me hace un puño y a veces derramo lágrimas que nadie ve. Y en este “amasijo”de sensaciones mis palabras en un universo “volátil “ como te he dicho antes te dejan hoy el más fuerte de los te quiero imaginables que no deseo decaiga nunca.
Un beso con el corazón.

Crepúsculo de sueños

Querido amigo especial:

Todos los gestos que yo pudiese albergar en el pozo de mis sentimientos los he guardado para ti. Las palabras ya se me agotan en la existencia diluida de mi vida. Y todo me produce una sensación extraña de vacío. Si pudieras responderme a lo mejor te sorprenderías. Tú, tan cauto, tú, tan correcto, tú, tan comedido. Ni una palabra más ni un diálogo de menos. Ni por error, que pudiera suponer asociar ideas y conceptos sin querer. ¿Cuanto más perfecto, más completo, más hombre, más…yo? No.

Ahora con la luna recién nacida, me desvencijo sobre una hamaca del jardín solitario porque las distracciones se marcharon sin querer y tu recuerdo siguió conmigo. Ni el viento suave de esta tarde logró barrerlo. Quisiera andar y me paralizo, quisiera dormir y aún hay claridad, quisiera gritar y enmudezco, quisiera reír y mis labios no consiguen despegarse, quisiera volver y tan sólo voy, quisiera albergar y me encuentro sola, quisiera encontrar y me busco a mí, quisiera, quisiera, quisiera…porque amar ya lo hago y no me sirve de nada.

Si lo piensas sin decir no te preocupes, no me rompes nada porque ya todo está resquebrajado y sólo has hecho esparcir los trozos. Sin querer pero lo hiciste, no te culpo. Recomponer tal vez sea vivir pero menos. Y aquí estaré mientras me busques. Puede ser una ilusión pero déjame al menos eso.

¿Un beso es una realidad que no existe? No lo creo y por eso te envío uno solo envuelto en un amor que nunca pudiste soñar, mucho menos imaginar.

El fresco aire del atardecer

Querido amigo …especial:

Nos empeñamos en estar cuerdos cuando los sentimientos son aliados fáciles de lo desorbitado. No quiero, no puedo esperar más tiempo para sumergirme en las aguas cálidas de tus abrazos, de tu sonrisa, aunque me digas que eres serio, de tus caricias, de todo tu yo. Se que no llegaré hasta donde quiero, mi corazón como mi cuerpo también es perecedero.

No se puede llenar un océano de soledad con un solo vaso aunque ese cristal contenga momentos de ilusión y esperanza. Mientras, como cada día, mi deseo es que te sumerjas en las aguas de mis sueños e intentes buscarme para que comparta contigo eso que tienes que tu tienes…que sólo tienes tú.
Luego salgo de mis ensoñaciones y me reafirmo en mis desilusiones, yo estoy tan contigo como tu puedas estar tan conmigo, es decir nada.

Llevo días con el corazón bastante más desgarrado de lo normal y creo que se refleja en estas pocas palabras que te envío cada día. No sé lo que me pasa. Bueno, realmente si lo sé. Mi alma está cansada, muy cansada…¿Cómo puedo soportar semejante sangrado?

Distraigo mis pensamientos con la mirada en el infinito, con este suave levante que adormece mis ojos, con la mirada puesta en la línea del horizonte en donde no sé si comienza o finaliza la vida.
Salobres tardes para medio soñar. Un suave beso con el eco de tu ausencia que ya dura…una semana. Demasiado tiempo.

A cualquier hora en cualquier lugar

Buenos días a…migo:

Si, así sin más y con todo. Podría ser la isla de Mykonos, un atardecer en cualquier playa de nuestro país, un rincón olvidado como el lugar donde me tienes, o algún resquicio spam…de los que circulan por aquí.

Una bella canción con su letra original para que sueñes y me lleves contigo.

Buen fin de semana.

Los besos no tienen horario. Hoy han madrugado para ti.

LES MOULINS DE MYKONOS
…il est tard…et dans le silence de la nuit…je n’arrive pas à trouver le sommeil… je regarde, pour la 100ème fois peut-être… Mamma Mia…Abba…c’était notre chanson… et cette histoire…c’est NOTRE histoire…tout simplement… Comme l’a écrit Aragon…”Un beau soir, l’avenir s’appelle le passé…c’est alors qu’on se retourne et qu’on voit sa jeunesse”…Et moi… je n’ai rien oublié…
Moi je suis resté ici
Au pays blanc et bleu
J’attends le bateau
Qui te ramènera…

Mais si jamais tu reviens un jour à Mykonos
Tous les moulins tourneront pour ton retour
Le cœur battant j’irai sur le port de Mykonos
Quand le soleil brillera au petit jour…

Les années passent
Les souvenirs s’effacent
Pourtant tu m’attends
Depuis longtemps

Une histoire inachevée
Et la vie continue
Mais je garde en moi
Un souvenir ému…

Refrain

…c’est vrai…parfois on fait le bilan de sa vie…et on se dit
qu’on a raté quelque chose… toi tu resteras la plus belle histoire de ma vie…et une voix, au fond de moi…me dit que notre histoire…n’est peut-être pas vraiment finie…

La orilla solitaria

Querido amigo:

Se marchó el día de hoy y me dejó como siempre con la exclamación y la interrogación. Exclamé al cabo de muchos años de conocerte y sin que tú fueras consciente de ello qué era lo que había descubierto en ti y ahora me pregunto si todo ha sido una ilusión o una realidad.

Me consta que sabes que te quiero con el corazón. Que de lo contrario no estaría aquí y ahora y desde hace ya meses, hilvanando la misma prosa una y otra vez de forma repetitiva aunque distinta cada vez. He deshecho el Universo y lo he recompuesto mil veces a mi manera. He emborronado pantallas que solo me conducían a transformar en quimeras sueños y mas sueños. He intentado transformar en algo puramente literario el sentir de mis pensamientos más auténticos y no sé si lo habré hecho bien aunque los trozos de papel que dejo caer sobre los miles de píxeles de la pantalla se hayan revuelto contra mí como chinas lanzadas sobre un lago helado. He hecho….¡tantas cosas!

Ya sé que no tiene la misma magia soñar con todo esto cuando no se tiene cerca, pero alivia bastante. En el microscopio de las desilusiones aún lo mas pequeño se magnifica.
Brilla una voz en la noche. Tu corazón se que está lejano y mi alma cada vez menos mía. Quiero que esta noche las olas te lleven con todo mi amor un sincero…No me contestes, no hace falta. La espuma retrocederá y dejará al descubierto la orilla solitaria.
Buenas noches con un manto de mil besos.

http://youtu.be/iQ87nO8cm24

El corazón con SPF 50

Buenas noches:

Se que siempre estás ahí aunque no te perciba. Con tus silencios me dices muchas cosas que yo ya sé pero que no deseo imaginar.
Aunque no lo creas muero un poco cada día, todos lo hacemos en mayor o menor medida es la vida, y en ese fenecer malgasto parte de mi tiempo que está desde hace tiempo náufrago de amor, de ilusión, de ternura, de esperanza…

Intento también sin resultado enmascarar la angustia que me embarga con otras actividades, pero tú siempre estás ahí en una perenne presencia que vulnera todos mis movimientos. Acostumbrarse a algo no es satisfacer el deseo de obtener lo imposible.
Y mi corazón sigue al sol sin factor de protección…¿Cómo es posible que no me queme cuando todo se me derrite alrededor?

Será porque yo no tengo nada, tal vez esté todo calcinado o casi. Lucho porque el bosque de mi vida se regenere y vuelva a lucir su verdor, su alegría, pero parece que las cenizas siguen cubriendo el matorral. ¿Serás tú un espejismo?

Pero no importa que mi piel se queme porque hay algo dentro de mí que tendrá vida para siempre. Mi amor por ti. Es huésped de mi corazón y aunque no me pague no consigo desahuciarle.
Y tu allá lejos advirtiéndome que ni puedes venir ni puedes quedarte.
Un beso con el mismo amor de todas las noches.

Del mar al Kilimanjaro

Mi querido amigo:

Es humano querer lo que necesitamos, es humano desear lo que no necesitamos pero nos resulta agradable. Lo que es enfermedad es desear con igual intensidad lo que es necesario, lo que es deseable y sufrir por no ser perfectos. Así los románticos queremos la luna como si hubiera una manera de obtenerla. Las cosas intrascendentes son las que llenan el alma del vacío del mundo.

Vivo a ras del mar y a veces desearía escalar montañas para llegar al cielo y gritar desde allí lo feliz y triste a la vez que me siento. Contradicción difícil de explicar, así yo intento cada noche balancearme en equilibrio para vibrar y llorar a la vez. No siempre lo consigo.
Los románticos identificamos el corazón con el paisaje, con el momento, con la música…y si no tenemos nada de esto a mano…soñamos.

A veces y últimamente más, te escribo estas líneas casi diarias para notarme viva, para saber que existo, que aún puedo sentir amor con todas sus letras y connotaciones aunque tú desees otra cosa e incluso otra persona. Incluso la sensación de momentos imaginados me resultan maravillosos e inenarrables. Ya me dijiste en una ocasión que tenía cara de soñadora. No te equivocaste.

Y mientras llega ese viaje soñado a las más altas cumbres, como el Kilimanjaro que en forma de poética canción francesa te dejo esta noche, quiero que percibas allá lejos donde te encuentras un beso salado, pero ardiente.

Buenas noches

Versos a medianoche

Obscuro para que atiendan;
Claro como el agua, claro
para que nadie me comprenda.
(Antonio Machado)

Mi querido amigo:

¿Por qué estos versos? ¿Por qué a las cuatro de la madrugada? ¿Por qué a mí? No quiero pensar que los enviaste sin más.
Nuestro gusto por la literatura, los libros, la poesía, los párrafos que nos hacen pensar y vibrar…Eres claro como el agua y yo te comprendo. Sí, perfectamente. Para otros tal vez seas algo enrevesado.

Dicen que leer es soñar de la mano de otro, pero ¿qué es escribir? Creo que es hablar sin que te escuchen, sin que te miren a los ojos, sin la expresión de la emoción. Eso es lo que hago contigo y tú no tienes culpa de nada…¿o sí?

Yo también soy clara y emborrono estos espacios que me permiten decir lo que pienso sin que tu te sientas cohibido y medito sobre la prosa que utilizo contigo que son mis sentimientos más sinceros.
También me siento una ilusa por pensar que alguna vez van a aparecer, no solo versos sueltos, sino respuestas a todos los males que me aquejan. La fe como la esperanza y creo habértelo dicho alguna vez, deben venir en envoltorios fuertemente precintados. Mientras eso llega, si ha de surgir, te dejo yo los míos en forma de canción. Un momento en el tiempo. Así es hoy por hoy mi vida.

Buenas noches con la caricia de un beso susurrado.

Barcos de papel

Querido a..migo L:
Esta tarde noche desparramo sobre mi mesa algunas cuartillas desordenadas. Algunas en blanco, las más, otras con algún escrito iniciado. He recuperado algunos párrafos eliminados que la pantalla me permite añadir o suprimir. Quiero enviártelos sin orden ni concierto. No intentes una cronología porque no existe.

En mi soledad de esta calurosa tarde triste he llorado también, me he desesperado y me he angustiado. No sé por qué. Cosas que te diría y que me escuecen en los ojos como cristales rotos. Y cuando escribo esto me pregunto qué hice para que a estas altura de mi vida mi felicidad esté tan lejos, tal vez en ese cielo en donde dicen que las estrellas también lloran. No veo ninguna caer ni tan siquiera para consolarme.

Me dices que no tienes ilusiones que ponerte cuando sabes que yo tengo muchas para dar, solo que no construyo teorías respecto a lo que es tener por costumbre ni a lo que debiera ser y no se puede o no se quiere.

¿Que te importa lo que la vida sea para los otros? Mírate tú, en una búsqueda que por infructuosa te resulta aburrida, triste, sin sentido. Pensar, pensar…sin pararte a mirar al lado, muy cerca de ti. ¿Por qué? Perdóname si te digo que ese fin solo te lleva a hundirte cada vez más en ese atolladero que equivocadamente creo no te lleva a parte alguna.

…y yo mientras tanto intentando no tener teorías de nada. Lanzando barcos de papel que se deshacen con las olas.
Buenas noches con un beso susurrado

Dos palabras tan sólo

Mi querido L:

Desmadejo los días y aún el hilo entre las manos no logro encontrar el principio y el final de todo lo que siento. ¿Es verdad que existes? ¿Es cierto que yo te quiero de tal manera que me duele lo que pienso, lo que hago, lo que escribo? ¡Que confusión todo! No se hasta que punto es mejor ver que pensar, divagar antes que hacer o leer mejor que escribir.
No quiero de ninguna manera enterrar mi corazón en la conformidad de lo imposible. Todo hasta ahora es desigual, anodino y disparejo. Por esa razón te hablo sin que me oigas y te escribo sin que me acuses recibo. Y estas líneas aún a riesgo de terminar en la carpeta del spam se me han hecho indispensables.

Tengo el silencio como aliado y quiero oír en mi subconsciente los ecos de tu voz, el regusto de tus breves escritos y las imágenes difuminadas en las pocos fotos tuyas que conservo. Y el vacío en medio de todo esto.

Estoy como poseída por ti. Difícil de explicar y más aún de comprender. Hoy te percibo cerca casi con seguridad. Me alegro. Yo continúo aquí en la orilla. Al otro lado de la bahía con el continuo sentir de mi vida entre el apocalipsis y el cataclismo.

Y termino como cada noche a solas con las palabras. El eco de las tuyas llega hasta mi cada vez más lejano, diluyéndose entre las estrellas, la luna y el mar.

(.. …..) Y entre los paréntesis, en silencio, a oscuras y sin palabras mi despedida de hoy un poco anodina, semi desnuda mi alma y sincero mi corazón, dos palabras tan sólo.